902 57 04 51
0,00 € (Sin IVA)
0,00 € (Con IVA)

Carpetas Colgantes

  • Bicolor
  • Formato A4
  • Kraft

Las carpetas colgantes consisten en uno de los elementos más habituales dentro de cualquier tipo de oficinas, mediante un sistema de funcionamiento bastante simple, se puede guardar información en estas carpetas teniendo así un acceso rápido, además de tener los documentos ordenados de manera sencilla.

Este tipo de carpetas poseen específicamente la función de almacenar y proteger cualquier clase de documentos, aparte de mantenerlos organizados en el interior de muebles archivadores y armarios elaborados esencialmente para contener esta clase de carpetas.

Usos de las carpetas colgantes

Las carpetas colgantes por lo general son usadas en gran medida debido a que cuentan con grandes ventajas y una de las principales consiste en que es posible acceder a la información guardada en ellas de una manera mucho más rápida, además de que suponen un significativo ahorro de espacio.

De igual manera y dado que se encuentran dentro de un mueble archivador, los documentos en el interior de las carpetas colgantes no están a la vista, por lo que es posible no solo mantenerlos protegidos, sino también prevenir que se deterioren o puedan perderse.

Las carpetas colgantes normalmente se encuentran elaboradas con cartulina TCF, la cual está completamente libre de cloro, polipropileno o Kraft bicolor y por lo general cuentan con un formato de A4, además de tener un grosor que se encuentra entre los 200-250 gramos. Es posible que esta clase de carpetas cuenten con un lomo en forma de "V" o "U", en caso de que lo tengan en forma de "U" tienden a tener un porta-rótulos lateral que mide aproximadamente 13cm.

Una de las partes fundamentales que tienen las carpetas colgantes consiste en la varilla, que puede ser de plástico o acero y el terminal y el cual normalmente es de nylon o se encuentra forrado con teflón, estas son las partes a través de las que se cuelga la carpeta dentro del armario archivador.

Sin embargo, resulta igual de esencial el visor con efecto lupa, el cual por lo general está hecho de plástico transparente, mide entre 8-14cm de longitud y mediante el cual es posible observar los documentos sin que sea preciso abrir la carpeta colgante.

Por esta razón, prácticamente son puestos en la parte superior de cada carpeta, lo que quiere decir que es lo primero que se ve al momento de abrir el mueble archivador de carpetas.

De igual forma, las carpetas colgantes cuentan con un sistema de unión por solapas, mediante pivotes a través del cual es posible unir una carpeta con la que se encuentra a un lado, de tal manera que se puede evitar cualquier error dentro del archivo de los documentos.

Archivar tus carpetas colgantes en armarios

Debes contar con un armario y/o mueble adecuado para archivar tus carpetas colgantes, de esta manera tendrás la oportunidad de sacarle el mayor provecho.

Lo más recomendable es que los armarios/muebles sean suficientemente anchos y profundos, de tal modo que puedas poner en ellos la mayor cantidad de filas posible y logres guardar más carpetas. Por eso, suele ser muy apropiado que dejes algún armario dispuesto para las carpetas colgantes y poco a poco ir poniéndolas toda en él.

Otra posible alternativa, la cual además es muy habitual, consiste en poner las carpetas dentro de cajoneras con guías, no obstante, antes de hacerlo es preciso asegurarse de que éstas en realidad son suficientemente espaciosas para colocarlas todas.

¿De qué manera funcionan las carpetas colgantes?

Como ya hemos mencionado, las carpetas colgantes son carpetas hechas con cartón o plástico, que cuentan con algunos pequeños canales que bien pueden ser de aluminio o ser de acero inoxidable colocados en la parte superior.

Dichos canales brindan la posibilidad de colocarle a las carpetas ganchos en la parte superior externa y en ambos laterales, de tal manera que se puedan colgar en el mueble para carpetas colgantes. Los archivadores de carpetas colgantes cuentan con unas guías en las cuales son puestos dichos elementos, de forma que las carpetas queden colgando de los ganchos.

De esta manera, es posible abrir las carpetas hacia arriba al mismo tiempo en que el mueble archivador es abierto, teniendo así acceso a toda la información que se encuentra en los documentos guardados de una forma rápida y simple. Uno de los elementos fundamentales que tienen que llevar las carpetas colgantes una vez que son colocadas dentro de armario, consiste en un número o una etiqueta que la identifique, en la cual se coloca un breve escrito con la información que contiene la carpeta, así es más fácil encontrar la carpeta que se desea.


Tipos de carpetas colgantes y usos

Las dos principales clases de carpetas colgantes que existen en la actualidad son las carpetas de visor superior, que suelen encontrarse dispuestas de tal manera que sea posible abrirlas por arriba y agarra fácilmente los documentos, y las carpetas de visor lateral que de igual manera permiten que se les abra por uno de sus laterales ya que se encuentran cerradas por arriba.

Al momento de guardarlas, las que suelen ocupar menos espacio normalmente son las segundas, no obstante, las primeras te dan la posibilidad de encontrar mucho más rápido cualquier documento que necesites.

Actualmente, el mercado que se dedica a la venta de muebles archivadores y carpetas colgantes suele ser bastante extenso y sobre todo variado.

En cuanto a las carpetas que es posible encontrar, podemos dividirlas en dos grupos, internas y externas.

Las internas consisten en las que se colocan en el interior de los archivadores que poseen soportes colgantes y suelen ser las más usadas ya que ahorran más espacio. Mientras que las externas, permiten observar las carpetas colgantes, lo que quiere decir, que la estructura no se encuentra totalmente cerrada.

¿Cuál mueble elegir para las carpetas colgantes?

De acuerdo al espacio con el que se cuente, es posible optar por los muebles archivadores grandes o decantarse por los pequeños, elegir los verticales o preferir los horizontales, etc. Asimismo, hay muebles archivadores que poseen discos internos rígidos, que permiten guardar toda la información dentro de un mismo lugar.


  • Ordenar:
  • Color
  • Dimensiones
  • Formato
  • Tipo Varilla
  • folio prolongado
    Con IVA: 24,20 €
    20,00 €
    folio amarillo
    Con IVA: 27,23 €
    22,50 €
    folio azul
    Con IVA: 27,23 €
    22,50 €
    visor superior
    Con IVA: 8,06 €
    6,66 €
    visor lateral con borde de color
    Con IVA: 7,99 €
    6,60 €
    folio verde
    Con IVA: 27,23 €
    22,50 €
    A4 azul
    Con IVA: 25,71 €
    21,25 €
    folio rojo
    Con IVA: 27,23 €
    22,50 €
    A4 verde
    Con IVA: 25,71 €
    21,25 €
    A4 rojo
    Con IVA: 25,71 €
    21,25 €